-

Bondad nº 96: Enseña a tus hijos a ser personas de corazón noble

 

Estimad@s lector@s:


Transmitir nuestros valores positivos a otras personas resulta muy necesario para que nuestro mensaje alcance al resto del mundo, pero también a las generaciones venideras. Por ello, educar a nuestros hijos (u otros niños) en consecuencia, en valores altruistas y responsables con el mundo que les rodea, facilita tal objetivo.



No es complicado. En realidad tal quehacer se integra dentro del propio proceso educacional del niño, siendo la paciencia y la constancia dos valores que han de primar en la tarea. Estar atentos, pero con flexibilidad, ayuda a educar responsablemente a una generación de jóvenes que tendrán parte de nosotros en su conducta y pensamientos.

Lo esencial es invisible ante los ojos, como bien dijo Saint-Exupéry en ‘El Principito’ y las mejores enseñanzas son aquellas revestidas de amor y paciencia, quedando en el corazón del niño. Predicar con el ejemplo es la mejor enseñanza que se le puede otorgar al infante.

También es interesante aplicar aquí las técnicas que podamos conocer en materia de asertividad, así como ayudar al niño a no esconder sus emociones negativas (no es malo que llore o se irrite por alguna cuestión, pues lo que realmente enferma por dentro es no expresar o entender la emoción que está viviendo). Con ello conseguiremos que el niño sea asertivo, noble y desarrolle su sensibilidad, logrando que sea una persona sana y equilibrada.

La tarea educacional implica que tanto familia como profesores (mentores) conozcan tales premisas, así que tenlo en cuenta para el futuro de tu hijo o hija.


Atentamente,



Álex Melic Montañés