-

Bondad nº 93: No abandones animales

 

Estimad@s lector@s:


Desde aquí nos es imposible entender el motivo que lleva a ciertas personas a abandonar animales domésticos en cualquier parte, a su suerte, acercándoles a una muerte prematura o al sufrimiento. Es frecuente que en períodos vacacionales, ciertas familias abandonen perros y gatos en el campo o descampados, simplemente porque no disponen de tiempo para cuidarlos o porque no pueden llevárselos de viaje. También existen casos de familias que abandonan a los animales en perreras mientras ellos se van felices por la puerta y el animal se queda aterrado en el fondo de una jaula, esperando que vuelvan.

Así, las asociaciones y perreras se encuentran atestadas de animales indefensos, sufriendo esperanzados la vuelta de su amo o ama, que nunca volverá.

No creo que ninguna de esas personas lea esta web, porque me parece que su forma de ver la vida es muy distinta a la mía, pero aún así, desde aquí puedo hacer un llamamiento a la cordura:

Tener un animal, sea del tipo que sea, implica llevar una nueva responsabilidad, porque tienes que cuidar a otra vida.

Si no puedes cuidar un animal, no lo tengas. Quizá sea más feliz en otro hogar con alguien que pueda cuidarle más y mejor.

No abandones a ningún animal a su suerte. Es un acto deplorable y falto de toda humanidad.

Apoya la estirilización. Ayuda a que no haya tantos animales sufriendo abandonados a su suerte o atestados en asociaciones y perreras del mundo.

Si no puedes seguir cuidando de un animal, antes del abandono (que no es viable como opción, al menos en mi opinión), investiga otras opciones, como preguntar a amigos y vecinos para ver si estarían interesados.

Si por el contrario deseas tener una nueva mascota y puedes cuidar de ella, puedes acudir a una perrera o asociación pro-defensa de los animales (véase Bondad nº 2) y acoger/adoptar una mascota (véase Bondad nº 60). Tendrás un nuevo amigo durante toda su vida.

Pero sobretodo, que ni se te pase por la cabeza abandonar a ningún animal. No se merecen tal trato, pues ellos te ven como un ser amoroso y comprensivo y para ellos eres maravilloso. Se maravilloso de verdad.


Atentamente,



Álex Melic Montañés