-

Bondad nº 77: No hagas bromas pesadas

 

Estimd@s lector@s:


¡Tened cuidado con las bromas pesadas! Una broma de estas características puede provocar que alguien resulte dañado. Y no me refiero físicamente.

Ser gracios@s es muy conveniente para restar importancia a las cosas serias de la vida. Un toque gracioso, picante o irónico, resulta muy favorable para las relaciones sociales, siempre y cuando se mantenga el equilibrio en juego.

Pero una broma pesada puede tener efectos no deseados. Muchas personas han resultado con la autoestima dañada y los sentimientos heridos por alguna de estas bromas que han sobrepasado lo moralmente exigible.

Si deseas hacer una broma, primero comprueba que no vas a pasarte de list@ y que vas a hacer daño a alguien. Respeta sus derechos como tú quieres que respeten los suyos.


Atentamente,



Álex Melic Montañés