Bondad nº 67: Conoce a gente nueva

 

Estimd@s lector@s:


Siempre se ha dicho que tener amigos en todas partes ayuda. Y no le falta razón a tal afirmación. A veces es necesario tener amigos en cualquier parte, con distintas creencias, aficiones y profesiones a las nuestras.

Para ello hay que favorecer un estilo de vida abierto y flexible, donde no entren en juego cuestiones como los prejuicios, los pensamientos negativos, las emociones negativas (ira, vergüenza, envidia…), las críticas y, por supuesto, la timidez. ¡Oh, la timidez! ¿Cuántos de nosotros tendremos conductas que puedan asociarse a la timidez? Seguro que muchos.

Es algo natural. La timidez, más que una forma de ser, es una conducta que sufren la mayoría (por no decir toda) la raza humana en ciertas ocasiones, aunque a simple vista, no se les note. Hay que aceptarla y como tal, desaparecerá cuando aparezca la confianza.

Cuestión distinta es la timidez recurrente que va asociada a una baja autoestima y que incluso puede desembocar en problemas de ansiedad social. La solución (fácil para unos, imposible para otros) es la aceptación y la exposición, es decir, aceptar el padecimiento de cierta ansiedad y exponerse al hecho que ocasiona su aparición, permitiéndonos a nosotros mismos generar esa ansiedad sin importarnos lo que la gente opine o deje de opinar. Yo recomiendo que la terapia de exposición sea poco a poco pero varias veces a la semana.

Una vez superados los problemas de ansiedad social o timidez, quienes los tengan, hay que intentar tener un buen ánimo y una autoestima alta y equilibrada. Hacer amigos en todas partes es sencillo si nos volvemos abiertos, flexibles y tolerantes. No en vano, en nuestro camino encontraremos gente que no cree o piensa lo mismo que nosotros. Pero ¿y qué? Amo la multi-culturalidad: si todos fuéramos iguales, el mundo sería muy aburrido. ¿Qué mas dará que Fulano sea musulmán o Mengano sea comunista?

Lo verdaderamente importante en una amistad es el respeto y la sinceridad. Compartir buenos momentos sin miedo, sin pensar en el ‘qué dirán’. Cuando creamos en nosotros mismos podremos entonces creer en los demás y lograr así una vida feliz y rica en amigos.

Te animo a fomentar tu autoestima, tu respeto, tu tolerancia y tu sinceridad. Aprovecha lo que tienes y el mundo que puedes lograr.


Atentamente,



Álex Melic Montañés