Bondad nº 61: Críticas... las justas y necesarias

 

Estimad@s lector@s:


Dicen algunas personas que toda crítica, incluso constructiva, es negativa y no ayuda al desarrollo de la persona que la recibe.

En mi humilde opinión, no toda crítica es negativa e incluso las constructivas dependen del componente subjetivo de cómo se lo tome la persona aconsejada: si está se toma a mal cualquier consejo, bueno o malo, dará igual que tu crítica sea constructiva o no.

Sin embargo, la crítica sí está revestida de cierto componente negativo cuando implica vulnerar al otro o hacerle sufrir de alguna forma, ya sea mediante críticas a su aspecto, a su conducta; a los objetivos que pretende realizar o los que ya ha realizado. Es importante identificar nuestra parte ‘crítica negativa’ (todos la tenemos) y evitar que esta parezca para minar las energías de los demás.

Ahora bien, no hay que olvidar la asertividad (defender nuestros derechos sin vulnerar los derechos de los demás): si alguna cosa, conducta o acto nos molesta, debemos ser asertivos y expresar educadamente nuestros pensamientos críticos con objeto de defender nuestros derechos, si entendemos que estos han sido o van a ser vulnerados por otras personas.

Ya sabes ¡equilibro según las circunstancias!


Atentamente,



Álex Melic Montañés