Bondad nº 60: Acoge o adopta a una mascota

 

Estimad@s lector@s:


Hace poquito he adoptado una perrita muy buena. Lo he hecho a través de una asociación, tal y como se describe en la bondad nº 2 de esta misma web.


Adoptar es una decisión de gran responsabilidad pero que, desde luego, ofrece innumerables ventajas, tanto al animal adoptado como a la persona o familia adoptante.

Por un lado, el animal adoptado encuentra un hogar definitivo, salvándole algo tan importante como es su propia vida. Ello implica que nuestra decisión de adoptar un animal logra un objetivo tan grande como es el salvar a un alma inocente como es un animal.

Pero es que además, la adopción de la nueva mascota permite que ella se libre de trasiegos por casas de acogida (con el consecuente estrés), sufrimiento por parte de las personas pendientes de ella (porque normalmente las mascotas acogidas, si no reciben adopción definitiva, suelen acabar malamente por culpa del elevado número de mascotas abandonadas, generando tristeza y melancolía en las personas que, con buena intención, acogen temporalmente a los animales), etcétera.

Por otro lado, el adoptante tiene ante sí un nuevo camino que seguirá de la pata del animal adoptado, teniendo un nuevo compañero de viaje que le proporcionará momentos inolvidables, compañía y mucho cariño.

Además, está demostrado que las personas que adoptan animales y se ocupan de ellos, mantienen una buena forma física y una mejor salud cardiovascular, así como una mejora en las relaciones sociales con los demás. Ello incide en el humor y el optimismo de las personas para bien.

Por si fuera poco, también existen estudios médicos que certifican que las mascotas ocasionan un incremento de ácaros en el hogar, lo cual permite que el ser humano que convive con ellas queden más inmunizados frente a enfermedades y alergias.

Por tanto, es lógico que en una web como ésta se recomiende la adopción de animales como una de las principales bondades.

En caso de que no puedas adoptar un animal y quieras colaborar de alguna forma con las asociaciones mencionadas en la bondad nº 2 de la presente web, te recomiendo que medites sobre la posibilidad de acoger temporalmente a algún animal en situación de abandono. Muchas perreras y asociaciones tienen pocos medios y disponen de poco espacio como para poder acoger a la inmensa cantidad de animales en situación de abandono. Ruego a tu persona para que decida, al menos, acoger (si es que puedes) a algún animalito para que éste tenga unos días de tranquilidad y estabilidad antes de decidir su destino definitivo (que espero, desde aquí, que sea la adopción).

Piénsalo, medítalo con tus seres queridos y si al final tomas la decisión, desde aquí te doy la enhorabuena y os deseo lo mejor. Seguro que no te arrepentirás.


Atentamente,



Álex Melic Montañés