Bondad nº 39: Reducir el consumo de papel

 

Estimad@s lector@s:


En diversas entradas hemos hablado de la huella ecológica que deja el ser humano durante su vida, así como de las múltiples y beneficiosas facetas del concepto de reciclaje, que no debemos olvidar en ningún caso.

La bondad de esta semana tiene también conciencia de color verde y va referida a la reducción del consumo de papel en nuestras vidas.

Como sabréis, en la actualidad nos encontramos inmersos en la era del desarrollo tecnológico, donde las innovaciones tecnológicas invaden nuestra rutina diaria en forma de móviles de última generación, pequeños y grandes electrodomésticos; aparatos de música, televisores; ordenadores, aparatos para hacer ejercicio en casa; tablet’s, videoconsolas… etcétera. Todo ello para satisfacer el consumismo humano y adaptarnos a una sociedad, en cierto modo, cada vez más esclavizada de sí misma. En la actualidad, los e-mails e Internet han sustituido progresivamente las cartas en sobre y papel y las quedadas en persona.

Y es que cada vez utilizamos más lo electrónico, lo cibernético. Y ello conlleva ventajas y desventajas… La buena noticia es que podemos utilizar la ventaja de la era actual para ahorrar recursos naturales como el papel.



No estoy de acuerdo en reducir el papel que es transformado en libros, porque para mí, personalmente, siempre será mejor un libro en formato papel que en formato electrónico. Sin embargo, sí podemos adaptarnos mejor a lo electrónico y reducir el consumo de papel en nuestra rutina diaria:

· Reduciendo el envío de facturas en formato papel y escogiendo el envío de facturas electrónicas. Seguro que eres una de esas personas que utiliza el e-mail a diario. ¿No es fácil ver tus facturas personales en tu e-mail y no gastar papel? En caso de que la necesites físicamente, siempre podrás imprimirla… pero al menos, podrás hacer el intento de conservarla en formato electrónico.

· En todo caso, reduce el envío de recibos de entidades financieras solicitando el envío electrónico.

· Si recibes revistas de alguna organización benéfica, es muy probable que te ofrezcan leer sus revistas en formato electrónico (para ahorrar costes y contribuir a la protección medioambiental). Utiliza siempre que puedas dicho formato.

· Si utilizas papel en tu vida diaria para escribir, usa papel reciclado siempre que puedas.

· Aprovecha para tomar notas a sucio en hojas que solamente hayan sido utilizadas por una cara. Así puedes reutilizar folios impresos o utilizados previamente.

· Conciencia a la gente sobre un correcto uso del papel.

· Como es evidente, recicla papel en el contenedor azul habilitado por el Ayuntamiento correspondiente.

Muchos árboles te agradecerán estos gestos ‘verdes’.


Atentamente,



Álex Melic Montañés